Cómo ser un ilustrador digital profesional

Ya desarrollaste tus habilidades, y tus ilustraciones y trabajos son consistentes, ¿Qué debes hacer ahora? ¿Cómo convertirte en ilustrador profesional y vivir de tu profesión?

Convertirse en un ilustrador exitoso no depende sólo de tu arte

Ya sea que acabas de terminar la escuela de arte, o simplemente estés buscando una nueva carrera profesional, saltar a la industria de la ilustración profesional no sólo dependerá de tu trabajo, también de tu presentación.

Define tu área laboral para definir tu estilo personal

Ya sea que busques formar una carrera en la ilustración de cuentos infantiles, de bellas artes, de ilustración editorial, empresarial, etc. comprender tus propios objetivos y perfeccionar tu estilo para dirigirse a esto ayudará a concretarte y conseguir trabajo más rápidamente.

Muchos ilustradores en la industria no son los dibujantes más capacitados técnicamente. Pero tienen otras cualidades muy reconocibles, trabajos que se identifican en instantes. Entonces para dedicarse a la ilustración necesitas un estilo consistente, y constante.

Podrías tener la habilidad de hacer de todo, desde retratos realistas, como es mi caso, hasta dibujo estilo anime, y renderizado 3D, este enfoque puede ser engañoso para potenciales clientes, y alejarlos pues ellos necesitan un especialista específico.

Cómo construir y qué incluir en un portafolio de un profesional

Si quieres hacer una carrera dibujando sobre lo que te apasiona, selecciona un portafolio entonces del trabajo que más te gusta. Muestra exactamente el estilo que deseas seguir haciendo en tu profesión.

Es un consejo simple pero lógico. Tu portafolio es tu currículum creativo, y debes sentirte cómo con este, pues tus futuros clientes te pedirán trabajos conforme a lo que vean.

Es posible aceptar trabajos sólo por motivos económicos que no te emocionarán mucho realizar, esto podría bastantes casos y es importante no desanimarse. Por esto es importante mostrar tus obras artísticas que más te gusten para trabajar sobre la misma línea.

«Publica en tu portafolio el trabajo que tu cliente ideal contrataría».

Consejos para crear un buen portafolio profesional

1. Disponibilidad siempre presente

Un portafolio profesional impreso que pueda llegar a potenciales clientes es importante, pero tener trabajo disponible en internet, en un sitio web profesional es importante para construir una base de clientes, y una comunidad de seguidores en redes. Debes asegurar que esto siempre refleje tus habilidades, incluye información interesante y de contacto.

2. Qué tipo de trabajo ilustras

Enfoca tu línea editorial y estilo artístico, esto facilita que las personas sepan tu especialidad. Tu portafolio debe ser como un menú de restaurante, enumera y muestra sólo lo que te gustaría cocinar para las personas.

3. Crea un portafolio versátil y accesible

Los directores de arte, editores y demás son personas ocupadas y sólo podrían tener un breve tiempo para conocer tu portafolio. Esto hace que el diseño y plantillas web de portafolio sean importantes, la rapidez de carga en imágenes y simpleza de código es prioridad. Puedes contratar un profesional y contratar servicios para mejorar todo esto.

4. Crea expectativas realistas

Parece coherente mostrar en tu portafolio una obra que tardó meses en completar, demostrando tu maestría artística. Pero esto también puede no ser una demostración realista de tu trabajo estándar, los clientes fijaran plazos y fechas limites significativos, y reproducir esta obra maestra seguro no será fácil.

Tampoco muestra trabajos deficientes sólo para inflar contenido, la cantidad nunca debe sobrepasar la calidad.

Si necesitas más consejos sobre cómo hacer un portafolio artístico profesional, visita esta publicación.

Tomarse las molestias para crear un buen portafolio online valdrá la pena, porque suele considerarse esto principalmente para ser contratado.

Cuando trabajamos con autónomos y freelances en industrias creativas, no encontrarás entrevistas. Todo gira en que demuestres qué puedes hacer a través de tu portafolio. Tu propio arte es la entrevista de trabajo.

Qué debes tener en cuenta para trabajar con clientes y directores de arte

Sí bien un portafolio optimizado ayudará a conseguir clientes y proyectos, la creación de una comundiad activa en redes sociales, seguidora de tu trabajo requqerirá una gran cantidad de esfuerzo y tiempo.

No es fácil enviar decenas de correos electrónicos, tocando puertas mientras tratas de conseguir seguidores en las redes sociales. Conectarse con empresas, directores, editores y agentes, puede ser complicado.

Pero no imposible, ya estando contratado, los siguientes pasos serán administrar los canales de comunicación, mantener un dialogo activo con el cliente, mostrar procesos y discutir los objetivos del proyecto de manera honesta.

Es importante comprender qué buscan nuestros clientes, y que estos comprenda qué vamos a proporcionar como ilustradoras.

Es común encontrar situaciones donde los clientes no sepan expresar lo que desean, y esto genera suposiciones. La transparencia es prioridad para establecer expectativas claras. Otro punto fundamental es cumplir con los plazos, esto es importantísimo.

Cumple tus sus plazos. Esta es la principal razón cuando los clientes, editores y directores de arte vuelven a buscar tus servicios de ilustración.

Comprende que las personas que buscan contratar artistas tienen una necesidad. Puede que les guste tu estilo, pero es posible que estén buscando algo muy específico. Esto hace que la comunicación clara y hacer muchas preguntas sea aún más esencial.

Cuando potenciales clientes contactan contigo, es porque reconocen tu talento, caso contrario no te escribirían un correo electrónico. Y si estás capacitado, de hacer lo que muestras en tu portafolio, y lo haces bien, te contratarán para futuros proyectos.

Aunque seamos personas creativas, en el campo de la ilustración, para conseguir éxitos debemos se profesionales. Cumple con los plazos, mantén una buena comunicación, para informar sobre procesos y actualizaciones.

Seguramente aceptarás trabajos independientes que no te apasionen, pero mientras te concentres y no pierdas el enfoque, piensa en tus objetivos generales, y tendrás siempre un gran impulso para comenzar tu carrera de ilustración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *